lunes, 10 de diciembre de 2012

Goodbye Berlín - Wolfgang Herrndorf


Título: Goodbye Berlín  
Título original: Tschick
Autor: Wolfgang Herrndorf
Año de publicación: 2012
Editorial: Alevosía
Nº de páginas: 243
Precio: 14,90 €
Encuadernación: Tapa blanda con solapas


Con su madre ingresada por enésima vez en la clínica de desintoxicación, su padre de nuevo en «viaje de negocios» con su joven secretaria, Maik parece condenado a pasar completamente solo y aburrido las vacaciones en la piscina del chalé familiar. Pero entonces aparece Tschick con un Lada azul robado... Tschick se llama en realidad Andrei Chichachov y es un chico ruso del Instituto que vive en uno de los bloques de emigrantes del otro lado de las vías del tren, de pésima conducta y peor integración. A priori los dos chicos de catorce años no tiene nada en común excepto el ser los marginados de la clase y los únicos no invitados a la fiesta de cumpleaños de la bella Tatiana… pero una amistad a prueba de bombas da comienzo cuando juntos se escapan de Berlín a bordo del coche robado y emprenden un viaje lleno de increíbles peripecias por suburbios y carreteras secundarias.



La novela comienza con Maik siendo detenido por la policía y decidiendo, pese a estar asustado y herido, no decir nada sobre la huida de su colega Tschick. Después Maik en el hospital empieza a contarnos cosas de sí mismo y hablarnos de Tschick, así descubrimos como contra a todo pronóstico, estos dos solitarios trabaron amistad e iniciaron juntos un viaje a bordo de un coche robado, viviendo todo tipo de aventuras y desventuras. 

Maik es un joven normal y corriente, no destaca prácticamente en nada. Su situación familiar es un tanto complicada, su padre tiene serios problemas financieros que le han amargado y estropeado su carácter, por otro lado su madre tiene problemas de alcoholismo y una particular visión cínica del mundo. 

Tschick es un emigrante ruso de aspecto asiático, tiene evidentes problemas tanto de actitud como de integración. Al principio Maik no sabe que pensar de él, a veces parece muy inteligente, otras por el contrario no sabe qué le pasa, la verdad es que es desconcertante. 

Llega el verano y Maik está solo en casa tras marcharse sus padres cada uno por su lado, por eso se sorprende cuando Tschick aparece ante su puerta con un coche robado. Ambos son de los pocos a los que no han invitado a una fiesta de cumpleaños, eso ha sido especialmente doloroso para Maik, traban amistad y deciden presentarse en la fiesta con el coche para asombro de todos. Aburridos y desencantados inician un viaje en coche hacia un improbable destino, sin mapas y perdidos la mayor parte del tiempo. Conocerán un montón de personajes peculiares, y les pasarán todo tipo de cosas, forjando una amistad contra toda prueba. 

Me gusta esta obra por lo divertida que es, y por el modo en que nos cuenta el viaje de los dos jóvenes. Un autentico viaje iniciático en el que dos marginados descubren otro modo de ver las cosas, y como Maik aprende abrirse al mundo. Tengo que destacar especialmente que cuando las cosas se tuercen, ninguno de los dos jóvenes traiciona su amistad. 


Agradecimientos a la editorial Alevosía por el ejemplar.

3 comentarios :

  1. No me llama mucho...

    PD: ¿Te pasas por mi blog? ^-^

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda, parece una road muy interesante.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante. Gracias por la reseña. Un beso

    ResponderEliminar